¿Y tu, cómo llevas lo de pelar una naranja?

Pues yo muy bien desde que descubrí esta manera, rápida y gustosa. No hace falta especial destreza para cortarla en gajos y el momento de exprimir el zumo en tu boca con los dientes resulta bastante placentero.

Reconozco que muchas veces me da pereza pelar la fruta, así que este truquillo me va de lujo!

 

Os adjunto 2 maneras más de hacerlo, la de mi padre, haciendo el paraguas con una de las tapas y la de mis amigos mallorquines, con Peppa pig de fondo.

 

 

¿Alguien se anima a mandarme alguna manera diferente para publicarla? 🙂

Gemma acaba de aportar su método, aquí os lo dejo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *