5 ideas para comenzar a cambiar los menús en restauración colectiva

En restauración colectiva hay que tener en cuenta muchos factores a la hora de confeccionar o realizar cambios un menú, pues muchas personas trabajan desde que se recibe la materia prima, hasta que el comensal recibe su plato.

No es lo mismo cocinar para un colectivo que cuando preparamos comida para casa para un máximo de 4-6 personas. Estamos hablando de grupos de personas desde 50 a varios miles en una sola ingesta, y un tiempo de 5 horas de media para que todo esté preparado a la hora pactada. Te proponemos estas ideas para comenzar a cambiar los menús si trabajas con clientela de restauración colectiva:

  1. Pon objetivos muy sencillos al inicio de cada curso escolar o ciclo, consensuados con el centro. Paso a paso vas a conseguir más avances que haciendo muchos cambios a la vez, y que participe el equipo del centro en la toma de decisiones: tú propones y se deciden los objetivos entre todas las personas implicadas.
  2. Explica muy bien al personal que participe en alguna fase de elaboración de menús el por qué y para qué de cada cambio. De esta manera se cohesiona el equipo y todas las partes entienden la combinación de platos y menús.
  3. Argumenta con rigor las razones de tus propuestas de menús. Busca respaldo en sociedades científicas y bibliografía fiable.
  4. Ten flexibilidad y empatiza con la situación de tu clientela. Escucha todo lo que te expongan y después, haz tus propuestas. Se aprende muchísimo escuchando al personal de cocina y monitores/as de comedor.
  5. Márcate unos límites que como DN o TSD no quieras sobrepasar. Porque claro, los menús los vas a firmar tú, y te contratan para aportar criterio nutricional. Menús puede hacer cualquiera, pero menús equilibrados y saludables, no.

¿Se te ocurren más ideas para empezar con un centro nuevo o iniciarte en el trabajo de elaborar menús para centro educativos?

Os leemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.