Cómo educar en alimentación saludable desde el colegio

Comienza un nuevo curso escolar y las Dietistas-Nutricionistas y Técnico Superior en Dietética tenemos bastante clara la importancia de la alimentación a nivel de comedor escolar, que es en lo que consiste nuestro trabajo.

Hay más ámbitos dentro de la escuela donde se puede trabajar la alimentación saludable en niños y no solo en el comedor escolar.

Así que a continuación enumeramos algunas ideas con el objetivo y la ilusión de que:

  • Alguien pueda encontrar inspiración para aplicarlo en su día a día, ya sea en su centro escolar porque somos profes o llevamos la dirección.
  • Bien para comunicarlo al grupo de trabajo si formamos parte del AMPA o de la comisión de menús.
  • También para sugerirlo en los centros escolares de nuestros hijos/as, sobrinos, nietas, etc.
Empiezan de nuevo los comedores escolares.

Ideas para incluir hábitos de alimentación saludable en los centros educativos

  • Poner ejemplos relacionados con la alimentación en los ejercicios de las diferentes asignaturas.
  • Realizar actividades en las tutorías sobre temas prácticos de alimentación.
  • Promover la instalación de un huerto escolar.
  • Practicar en el día a día del aula hábitos de alimentación saludable.
  • Promover la participación el alumnado en la elección de algún plato del menú escolar.
  • Elección por parte del alumnado de los menús de almuerzos para todo el centro, partiendo de opciones saludables.
  • Haciendo del menú escolar un menú ejemplar en cuanto a que sea saludable y sostenible, para que puedan tener un referente práctico de cómo sería ideal que nos alimentásemos siempre.
  • Formar al personal de cocina en elaboración de platos de verduras y pescado atractivos para el público infantil.
  • Buscar los medios para tener una infraestructura en cocina que permita almacenar y preparar productos frescos, de proximidad y de temporada.
  • Organizar actividades lúdicas y didácticas para las familias relacionadas con temas de alimentación.
  • Organizar el menú familiar entre todas las personas que la componen.
  • Disponer de fruta fresca siempre a mano para poder comerla en momentos de hambre o cuando se desee.
  • Por último, pero de lo más importante: en el colegio y en casa siempre predicar con el ejemplo. Lo ideal sería comer el mismo menú peques y adultos.

Podemos ajustar las ideas a las necesidades de vuestro centro mediante nuestro servicio especial comedores escolares, elaboración de cursos, talleres y actividades de educación alimentaria. Si necesitas asesoramiento, llama o escríbenos.

¡Gracias por leer! Seguimos en contacto.

close

¡Suscríbete al boletín!

Recibe nuestros artículos y novedades en tu correo electrónico y no te pierdas nada sobre cocina, restauración y nutrición.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.