Cómo diseñar un menú basal equilibrado en colectividades

El menú basal o dieta basal por definición es el menú que pueden ingerir todos los comensales que no tienen ninguna patología o requerimiento especial. Se trata de un menú equilibrado, adaptado a las necesidades del grupo de edad al que vaya dirigido.

Suele incluir 4 ingestas: desayuno-almuerzo, comida, merienda y cena, aunque también puede incluir algún tentempié o resopón cuando se trata de un menú para hospitales o residencias, donde las personas realizan todas las ingestas del día.

Vamos a analizar las ingestas principales: comida y cena.

Cada una de ellas debe incluir varios grupos de alimentos: verduras y hortalizas, hidratos de carbono complejos preferiblemente integrales (pasta, arroz, tubérculos como la patata o legumbres) y proteínas de buena calidad (carne, pescado, huevo o legumbres).

En general lo ideal es basarse en un menú semanal con dieta mediterránea equilibrada, aunque podemos hacernos la siguiente pregunta: ¿Qué proporción de cada grupo de alimentos debe incluir la ingesta? Podemos encontrar varios esquemas pudiéndose combinar entre ellos:

El plato de Harvard

Distribución estilo plato de Harvard, en la cual la mitad está compuesta por verduras y hortalizas, y de la otra mitad, un cuarto de proteína y un cuarto de hidratos de carbono complejos. En este enlace podemos encontrar más información. Y aquí podéis consultar el artículo que escribimos para el blog.

Método FICOMESA

Modelo FICOMESA, Método Figurativo para la Confección de Menús Saludables. En resumen, este método propone que cada ingesta se distribuye en dos platos y con tres colores. Verde: verduras, amarillo: hidratos de carbono complejos y rojo: proteínas. Se pueden combinar de diferentes maneras, como explica este esquema. En este artículo podemos encontrar una extensa explicación de este método y el esquema presentado.

El plato de la salud planetaria

La dieta planetaria: consiste en incluir criterios de sostenibilidad ambiental en la elaboración de nuestros menús, incluyendo menos alimentos de origen animal y basando el menú en alimentos de origen vegetal, cereales integrales y legumbres. En este enlace está explicado extensamente.

Un póster de regalo para ti.

Los tres métodos son completamente compatibles y combinables entre ellos. Son herramientas que nos ayudan a poner el foco en la preparación tanto de un menú equilibrado semanal para adultos como en la confección de menús escolares. Para poder tener el esquema a mano, hemos preparado un póster de 2 páginas con los esquemas de cada método, para que no lo pierdas de vista a la hora de confeccionar tus menús. Puedes descargarlo aquí.

En Rollingfood elaboramos menús de todo tipo para colectividades. Pídenos presupuesto y adaptamos una propuesta que cubra las necesidades de tu centro.

Seguiré escribiendo sobre elaboración de menús para colectividades en más post. Para no perderte nada puedes suscribirte al boletín que te llegará al correo.

Si eres Dietista-nutricionista o Técnico Superior en Dietética, ¿te has planteado incluir en tu trabajo la elaboración de menús para colectividades? Puedes aprender más ahora mismo, accediendo a mi curso Confección de menús y dietas especiales para Restauración Colectiva para profundizar en el tema y tener acceso a 3 meses gratuitos al software que estoy desarrollando.

¡Gracias por leer y formar parte de la comunidad de RollingFood!

Un abrazo, Imma.

close

¡Suscríbete al boletín!

Recibe nuestros artículos y novedades en tu correo electrónico y no te pierdas nada sobre cocina, restauración y nutrición.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *